12 de febrero de 2012

El candor del padre Brown (Valdemar)

Título: El candor del padre Brown
Autor : G. K. Chesterton
Año: 1912
Edición: Valdemar, Madrid 2000

Chesterton era un tipo curioso, que lo mismo le daba escribir una apología del cristianismo que un artículo defensa del género policíaco, o ponerse una túnica negra y púrpura para presidir una reunión del Detection Club. Un ejemplar interesante al que no había conseguido acercarme con éxito hasta que me hicieron descubrir sus cuentos y su padre Brown. Son buenos, la verdad. Y además me parece que tiene mucho mérito escribir un cuento de tema policíaco, ya que el espacio con el que cuentas para plantear el enigma es escaso. Bien, pues Chesterton consigue hacerlo a lo largo de doce narraciones y todas te sorprenden, todas te atrapan, todas te gustan. En la introducción del libro, J. Rafael Hernández -el traductor- cita una idea de Borges interesante: las historias de Chesterton serán recordadas no en virtud de la clave racional que el padre Brown descubre, sino en virtud de lo sobrenatural y monstruoso que antes hemos temido. Me da que esa es la clave.

7 comentarios :

  1. Gracias por la recomendación. Tengo ya la recopilación de ensayos que sacó Acantilado, para ir leyéndolos poquito a poco.

    ResponderEliminar
  2. Leí el primero y me gustó. Me pareció muy ingenioso el padre Brown.

    ResponderEliminar
  3. Borges era un gran admirador de Chesterton. Es curioso que comentes la dificultad de plantear y resolver un caso policíaco en el espacio de un cuento, ya que Borges también lo hizo con sus "Seis problemas para don Isidro Parodi" que escribió junto a Bioy Casares.

    Otros cuentos policíacos maravillosos son los Viudos negros de Isaac Asimov.

    Me gusta tu blog!

    Nos vemos

    ResponderEliminar
  4. Hola Calle del Orco (te preguntaría por qué, pero creo que sería de mala educación). Lo de la dificultad de plantear y resolver un caso en el espacio de un relato es un patinazo. Terminé hace unas semanas una recopilación de textos de Chesterton sobre los relatos de policías (Acantilado) y en uno de ellos explica precisamente que el formato más propio del género policiaco es el relato y no la novela: podría modificarlo en la entrada, pero no me da la vida.
    Tomo nota del de Asimov.
    Me he dado un paseo Calle del Orco arriba, Calle del Orco abajo, y creo que la frecuentaré.
    Espero verte de nuevo por aquí.

    ResponderEliminar
  5. Chesterton es un grande de la novela de misterio sin embargo pienso que es difícil imponer reglas. No creo que los mejores escritos de Agatha Christie sean sus relatos. ¿Los Baskerville y el Valle del Terror son peores que el resto de relatos de Conan Doyle? ¿La Piedra lunar no es una maravilla del género?

    Dicho esto, Chesterton era amante del caso límpido, no le gustaba las tramas complicadas y retorcidas. Era muy “fairplay”: http://calledelorco.com/2011/12/01/lo-que-no-hay-que-hacer-por-g-k-chesterton/
    Por eso el relato breve le corresponde tanto, ya que es un formato que obliga a ir directamente al nudo de la cuestión, sin ornamentos.

    He visto tu lista de libros reseñados y lo único que puedo decir es que eres una persona de buen gusto. Coincidimos en muchas lecturas. Un amante de la novela policíaca (Chesterton, Dorothy L. Sayers, Fred Vargas…), espionaje (John Le Carré), mafia (Sciascia), pero también están allí el Aleph, Gatsby, Otra vuelta de torca, Las cosas (!!), Dr Jeckyll y Mister Hyde, Ana Karenina, La Máquina del tiempo.

    Leeré algunas reseñas antiguas y las nuevas, por descontado!

    Nos vemos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Calle del Orco. Te veo bastante puesto en novela de misterio / policiaca. En este campo, mis gustos están un poco contaminados de novela negra contemporánea (enganchado a John Connolly), pero me esfuerzo en leer cosas de estilo más clásico. Creo que el equilibrio casi perfecto lo he encontrado en Fred Vargas: novela de enigma, pero ambientación contemporánea.

    ResponderEliminar